El Páramo de la Soledad. La vida interior, viaje de ida y vuelta hacia ninguna parte.

El jardín de la soledad es una idea latente que ronda mis quehaceres diarios. El momento del “paseo”, es una estaciónde vuelta a casa nocturna, es la noche el gran elementoconservador y constructivo de todo mi entramado personal.

La noche es el estado cultural básico del hombre. Una vez dominado el fuego, pudo iniciarse lo que hoy conocemos como cultura. Es ella, la noche donde el ser humano se sientesocial. Es la sophia griega.

La noche de los tiempos es mi jardín, imaginado como un páramo a oscuras, vivido como una lectura. Junto con el nacer de cada día o la nostalgia de una época mejor, la búsquedadel Edén bíblico es una preocupación “occidentalmentebásica” (por cierto véase la ironía de la idea anterior si se produce un casual cambio de la “o” por una “a”). Pero cada cultura busca su razón existencial, muchas explicaciones han habido y entre ellas está nuestro jardín, como también está el monte Olimpo, los jardines del emperador chino.

El páramo de la soledad es un estadio mental, un proceso que nos hace revivir desde nuestra más tierna infanciahasta nuestro momento actual.

Un páramo es un terreno yermo, raso y desabrigadoy mi visión de mi mundo interior es un espacio vacío, donde la nada se extiende. Pero este espacio tiene su evolución,una evolución ligada a mi pequeño paseo por él.

Los páramos de mi mente son lugares fríos, donde la noche reina y quién sabe si llegará a haber un amanecer.




Fdo:
Un humilde redactor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s