Sin Documentos (1993) – Los Rodriguez

Tercer disco de esta formación argentino-española capitaneada por el mitificado Andrés Calamaro, con Don Ariel Rot a la guitarra solista como el gran duo cómico de este grupo llamado Los Rodriguez. Los complementarios a este dúo eran otro ex-Tequila, Julián Infante, encargado de la guitarra rítmica y Germán Vilella, batería.
Esta es la formación clásica de este grupo que marcó el primer lustro de los 90 en España. A la formación se añadía Daniel Zamora, al bajo. Siempre presente aunque no de manera oficial, él era el quinto Rodriguez.
Este disco suspuso el conocimiento y expansión de la marca Calamaro-Rot. Publicado en 1993 por la discográfica Gasa. Producido por Niguel Walker y los propios Rodriguez.
La primera canción del disco, Pequeño Salto Mortal, un rock´n´roll al más puro estilo, nos ejemplifica como arrancar un disco redondo. Con un Ariel pletórico en la guitarra y en los coros, Andrés se desvive al teclado y en la letra. Un gran ejemplo de como componen estos dos grandes músicos.
La segunda canción del disco, también de letra de Andrés, Hasta Que El Sueño Venga, nos demuestra una gran composición y arreglos al final de la canción, con un tempo tranquilo, Ariel nos lleva con su guitarra por un viejo y tranquilo viaje acompasando la versión onanista de Andrés.
La tercera canción, Dulce Condena, es uno de los grandes temas de Los Rodriguez, y lo és por derecho propio. Ariel se destaca en su función de solista y Calamaro le acompaña con su visión más particular de un rock´n´roll bien hecho. Gran canción de corte pop, una de las joyas de este disco.
¿Qué decir del cuarto corte del disco? ¿Existe mejor forma de obtener sonidos y llevarlos a un nuevo estadio como es capaz de entender Calamaro la música patria? La cuarta canción de este disco, evidentemente, es Sin Documentos, que además da título al disco. ¡Qué principio!, con un Germán pletórico marcando el ritmo al que se añade Ariel con ese riff tan particular y mítico. Todo está calculadísimo en esta canción que no es más que la epopeya de la rumba, o como un argentino aterriza en España para enseñarnos como debe hacerse una rumba bien hecha. Díganselo a los Estopa de hoy en día, ¿no? Punto y aparte es la actuación del querido guitarra ex-miembro de Tequila Ariel Rot, que nos demuestra una gran técnica y ese sonido particular suyo en esta canción.
Tras Sin Documentos viene Na, na, na, una canción de corte precisamente tequilero, con Ariel a la voz y a la dirección del grupo, donde Andrés acompaña con el teclado al rock and Ariel.
La sexta canción del Sin Documentos se titula 7 Segundos. Es la perfecta canción calamariana, es bella y aterradora a partes iguales. Leí alguna vez que era la imperfecta comunión, no se me ocurre mejor forma de describirla.
Salud (Dinero y Amor) es otra de los grandes temas de este grupo argentino. De toque ligeramente mariachi esta canción desborda animosidad con esa letra tan desenfadada de Andrés que nos sorprende con unos versos finales tan claros: “.. Si alguna vez no brindo siquiera por tonterías, brindaré con silencio por la fortuna perdida. Brindaré muy en serio por una vez en la vida: brindo hasta la cirrosis por la vacuna del sida! “
Mi rock perdido es otra joya de este disco. El propio Andrés la describe como el síndrome del papel en blanco. La canción nos transmite los sentimientos de un autor cuando pierde una composición entre papeles o la olvida. Una canción de tinte alegre, saltarina. 

Increible, mágica, evocadora y mística. Me estás atrapando otra vez es un gran tema. Con un recuerdo, no se por qué a Black Magic Woman de Santana, Ariel nos demuestra que él es uno de los grandes guitarras de la historia, lástima que sea argentino y no americano. Gran composición del mismo Ariel y Julián Infante. Grande, grande, grande, la versión del Hasta Luego, en directo es sencillamente mágica. Sencillo, claro y conciso, el estilo de Ariel no excede los grandes guitarras pero al igual que Santana su sonido es reconocible e identificativo como propio. Y Calamaro no puede ser menos bordando la voz.

Mala suerte es el corte número 10 del disco. Otro tema factura Ariel, pegadizo donde los haya. “…afortunado en el amor, mala suerte en el juego…”

Dos temas nos quedan para terminar el disco. El onceavo tema: Algo se está rompiendo. Sinceramente hay pocos finales de disco como el protagonizado por el Sin Documentos. Esta instrumental canción nos presenta a unos Rodriguez acompañados por un perfecto saxo, trombón y trompeta, donde el estilo blusero de la guitarra de Rot nos lleva a un climax músical con un solo al más puro estilo Wah-Wah, con un ritmo perfecto de Julián y Germán.

El final del disco: Especies que desaparecen. Una joya que se reservaban en los directos para sus públicos más exquisitos y sibaritas. Andrés se sale y Ariel le acompaña. Triste canción con un mensaje: el rock muere. O poco queda a día de hoy. ¿Quizá Calamaro previno el estadio musical actual? Eso nos lleva a la consiguiente pregunta: ¿Es Calamaro Dios? ¿Lo es Maradona?

Disco redondo, de esos discos para disfrutar en soledad, en el tren o mientras discurres por la vida.


Versionaza en directo, en Fuenlabrada. Esta versión está en el Hasta Luego (1996)

Fdo:
Un Humilde Redactor
Anuncios

2 thoughts on “Sin Documentos (1993) – Los Rodriguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s