Avalancha

La locura nunca tuvo maestro
para los que vamos a bogar sin rumbo perpetuo.
en cualquier otra dirección con
tal de no domar los caballos de la exaltación.
la rutina hace sombra a las pupilas,
que se cierran a los disfrutes que nos quedan.

Avalancha

Necesitimos el valioso tiempo que abandonas
sin saber que cojones hacer con él.
nosotros somos la comida
y alguien está efectivamente hambrientono
hay retorno a la conciencia
tras el desvario del amor tempestuoso.

Avalancha

Aún nos quedan cosas por hacer,
si no das un paso te estancas.
aún nos quedan cosas por decir
y no hablas.

La locura nunca tuvo maestro
para los que vamos a bogar sin rumbo perpetuo.
la muerte será un adorno
que pondré al regalo de mi vida.
la luna ejerce extraños influjos
que se contradicen y no hay quien descifre.

Avalancha

Esto va por aquél concierto del 12 de octubre del 2007. Ésta fue, a mi entender, la mejor canción que sonó ese día mágico en la Romareda.

Fdo:
Un humilde redactor
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s