El último mono en París

   Así es. Ya solo quedo yo. Ayer, mientras tomaba un café, Carlos, el friki, el gañan, el jevi, como quieras llamarlo, el último grande entre los grandes, anunció algo que era casi inevitable: deja la carrera para irse a currar un año. ¿Tanto quema Altea? Ni Monaguillo, ni Andreu, ni Vane, ni la Carmencica, ni el Rastas, por no estar no está ni Mariano. Primero fue Don Antonio Andreu y desde entonces me he ido aislando más. Ya no queda nadie. Ahora, definitivamente, estoy solo. Soy el último mono en París, el último gilipollas en Altea. Ya no me ata nada a este lugar. La pregunta ya no es: ¿Qué hago aquí?, no, la pregunta es: ¿Cuando me iré de aquí?
   Como dijo Don Ariel Rot y su grupo los Tequila:

   Estoy aquí en mi casa, muy muy aburrido,
pasando como un tonto las horas sin sentido
Estoy aquí en mi casa, tan aburrido,
que ya no sé lo que hago ni tampoco lo que digo
Lo que necesito es un trago para poderme estabilizar

 

Fdo:
El último redactor

Anuncios

2 thoughts on “El último mono en París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s